Ciencias Jurídicas y Sociales | Galgueros van a la Justicia para seguir en carrera
447
post-template-default,single,single-post,postid-447,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Abogacia

Galgueros van a la Justicia para seguir en carrera

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/

 

Apenas conocida la aprobación de la ley que prohíbe las carreras en el país, adelantan que presentarán recursos de inconstitucionalidad. Los abogados insistirán en que es discriminatorio prohibir estos eventos con perros y no con otros animales, como en el caso de los caballos.

lla María. Las asociaciones que organizan carreras de galgos están dispuestas a llevar la discusión de la nueva ley nacional que las prohíbe ante la Justicia. Desde que el tema tomó estado parlamentario, procuraron, con marchas y otras acciones, que el proyecto motorizado fundamentalmente desde entidades protectoras de animales no se transformara en ley. La norma fue aprobada por amplia mayoría en Diputados en la noche del miércoles.

Una vez sancionada, el objetivo de quienes defienden la continuidad de esta práctica es frustrar su promulgación por parte del Ejecutivo o evitar que entre efectivamente en vigencia.

Lo primero no parece muy probable: el presidente Mauricio Macri anticipó días antes del debate en Diputados su apoyo explícito a la nueva ley.

La alternativa más probable como reacción serán recursos de amparo que plantearían presuntas inconstitucionalidades de la norma.

Agrupaciones de galgueros de Córdoba, con fuerte presencia en el este y el sur provincial, ya habían anticipado a este diario que ese sería el camino si la ley prosperaba.

Prohibición

La ley, aprobada primero en el Senado y ahora en Diputados, castiga con penas de “entre tres meses y cuatro años de cárcel” y multas de hasta 80 mil pesos a quien realice, promueva u organice carreras de perros, de cualquier raza.

El abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, que representa a dos asociaciones de galgueros de las provincias de Córdoba y de Buenos Aires, ratificó la alternativa judicial: “Ahora evaluaremos numerosas acciones de amparos y cautelares”, adelantó a La Voz .

La decisión es llevarla hasta las últimas consecuencias. Si no logran frenar la promulgación, irán por la impugnación de la ley “por inconstitucional”.

El letrado apuntó: “La idea es que continúen las carreras de galgos y que coexistan con las de caballos”, agregó. Insistió en que prohibir las carreras de perros y no de otros animales es discriminatorio.

El abogado dijo que denunció a un grupo de diputados de Cambiemos por “tráfico de influencia y cohecho” ante el Juzgado Federal 9 de la ciudad de Buenos Aires. Planteó que “habrían recibido estímulos económicos para aprobar esta ley” y explicitó que “el negocio del caballo puso dinero”.

Negocio

La ley fue aprobada por 132 diputados de todos los bloques, con el voto negativo de 17 y algunas pocas abstenciones. Prohíbe, en realidad, las carreras de perros de cualquier raza.

El debate fue abierto por la presidenta de la comisión de Legislación Penal, la radical Gabriela Burgos, quien sostuvo que se debe penalizar la práctica de las carreras de perros porque “es un negocio de juego clandestino en el que las prioridades son las ganancias”.

Otros argumentos hicieron hincapié en el presunto maltrato que sufren los animales.

Córdoba es la provincia con más actividad en esta práctica. En más de 50 localidades hay canódro­mos donde se realizan convocantes competencias de galgos, e incluyen apuestas y premios.

Hagan sus apuestas

Los “clásicos” reparten unos 100 mil pesos entre el primero y el cuarto. Las apuestas son abiertas, como en el turf. Algunos se la juegan con 50 pesos; y otros, con hasta mil pesos.

Norberto Giacosa, propietario del stud “Doña Felisa”, de Monte Buey, calculaba que el mantenimiento mensual de un galgo de pedigrí no baja de tres mil pesos entre alimento, complementos dietarios y controles veterinarios. También estimó que un cachorro de 60 días puede costar entre tres mil y seis mil pesos –si es de casta reconocida y proviene de un criadero local–, mientras que un ejemplar importado, de buena genética, puede pagarse entre 45 mil y 65 mil pesos, o más.

Ingresar un comentario

happy wheels