Ciencias Jurídicas y Sociales | Fondos Comunes de Inversión como alternativa para evitar el pago del “Impuesto Especial” dispuesto por la “Ley de Blanqueo 2016”. Autor: Ramiro Salvochea
413
post-template-default,single,single-post,postid-413,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mcusmai in Código Civil

Fondos Comunes de Inversión como alternativa para evitar el pago del “Impuesto Especial” dispuesto por la “Ley de Blanqueo 2016”. Autor: Ramiro Salvochea

 

Cita Online: AR/DOC/2393/2016

Marco General

Como ha trascendido en los medios, el pasado 22 de Julio fue publicada en el Boletín Oficial la ley 27.260 por medio de la cual se establece el “Régimen de Sinceramiento Fiscal”, conocido comúnmente como “blanqueo”, por el cual se dispone un sistema voluntario y excepcional de declaración de tenencia de moneda nacional, extranjera y demás bienes en el país y en el exterior, así como un régimen de regularización excepcional de obligaciones tributarias, de la seguridad social y aduaneras. Esta norma también realiza importantes modificaciones sobre el Impuesto a las Ganancias, y sobre el Impuesto sobre los Bienes personales, a la vez que deroga el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.

Además, la norma brinda una serie de beneficios a los que denomina “contribuyentes cumplidores”: es decir, aquellos que no se adhieren al régimen de sinceramiento voluntario y que han cumplido con ciertos requisitos que allí se definen. A éstos se les otorgan ciertas exenciones fiscales en materia de impuesto a las ganancias y a los bienes personales, entre otras ventajas.

Por otra parte, luego del blanqueo, en el caso de que la AFIP detectara la existencia de bienes no declarados a los sujetos que hubieran exteriorizado bienes al amparo del régimen, se privará al sujeto declarante de todos o parte de los beneficios del mismo. Es por eso que los especialistas destacan la importancia de no omitir bienes en sus declaraciones.

La ley invita a las provincias, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a los municipios a adherir al régimen de declaración voluntaria y excepcional, adoptando medidas tendientes a liberar los impuestos y tasas locales que los declarantes hayan omitido ingresar en sus respectivas jurisdicciones.

La ley fue reglamentada por decreto PEN nº 895/16, norma que también se integra con la Comunicación “A” 6022/16 del Banco Central, la Resolución General AFIP 3919/2016 y por la Resolución General nº 672/16 de la Comisión Nacional de Valores.

Régimen de Blanqueo. Condiciones Generales

A través del régimen de “blanqueo”, las personas físicas, sucesiones indivisas y personas jurídicas —inscriptas o no, ante la AFIP- podrán exteriorizar en forma voluntaria la tenencia de moneda nacional o extranjera, inmuebles, muebles (incluido acciones, participación en sociedades, derechos inherentes al carácter de beneficiario de fideicomisos u otros tipos de patrimonios de afectación similares, toda clase de instrumentos financieros o títulos valores), y cualquier otro tipo de bienes y derechos susceptibles de valor económico. Estos deberán ser preexistentes a la fecha de promulgación de la ley (21 de Julio de 2016), cuando sean declarados por personas humanas, y a la fecha de cierre del último balance cerrado por el periodo fiscal 2015, cuando se trate de personas jurídicas. La resolución general interpreta que es susceptible de incorporar tenencia de moneda nacional, extranjera y demás bienes originados hasta el día 22 de julio de 2016, inclusive. Por otra parte define que el acogimiento al régimen se podrá efectuar entre el 1 de agosto de 2016 y 31 de marzo de 2017.

No podrán ser objeto de la declaración voluntaria y excepcional prevista por este régimen las tenencias de moneda o títulos valores en el exterior, que estuvieran depositadas en entidades financieras o agentes de custodia radicados o ubicados en jurisdicciones o países identificados por el Grupo de Acción Financiera (GAFI) como de Alto Riesgo o No Cooperantes (se trata de Corea del Norte, Irán, Afganistán, Bosnia-Herzegovina, Irak, Guyana, Laos PDR, Siria, Uganda, Vanuatu, y Yemen).

Tampoco podrá ser objeto de la exteriorización, las tenencias de moneda nacional y/o extranjera “no” bancarizadas que se encuentren físicamente en el exterior. Esta última decisión ha sido fuertemente criticada.

Los bienes objeto de exteriorización voluntaria están exentos expresamente de todos los impuestos que corresponderían a su naturaleza. Además, la ley condona la totalidad de los impuestos y sus accesorios no integrados por la falta de declaración previa por parte del declarante sobre su existencia. Quedan incluidos en los beneficios las obligaciones que se encuentren en curso de discusión administrativa, contencioso administrativa o judicial en los ámbitos penal tributario, penal cambiario y aduanero. Además, los importes exteriorizados no serán considerados incrementos patrimoniales no justificados en relación a los impuestos a las Ganancias, al Impuesto al Valor Agregado e Impuesto Internos. Los declarantes quedan liberados de toda acción civil y por delitos de la ley penal tributaria, penal cambiaria, aduanera e infracciones administrativas. Incluso, la AFIP ha definido que el acogimiento voluntario al régimen de blanqueo, no deberá ser tenida en cuenta como antecedente a los fines de la exclusión o recategorización del sujeto declarante en el Monotributo, respecto de periodos anteriores a dicha declaración. Por último, los beneficios comprenden a los tributos ya citados por los hechos imponibles perfeccionados entre el 01 de Enero de 2016 y el 22 de julio de 2016, de los bienes exteriorizados al amparo del régimen.

Sin perjuicio de dichas exenciones y condonaciones, el régimen establece un “impuesto especial”, aplicable sobre los mismos, que se determinará sobre el valor de los bienes que se declaren voluntaria y excepcionalmente, expresados en moneda nacional, conforme las siguientes alícuotas:

  1. Bienes inmuebles en el país y/o en el exterior (lo cual incluye: inmuebles adquiridos y/o construidos, obras en curso, terrenos y mejoras): 5,00%.
  2. Bienes -en general- hasta una suma equivalente a ARS 304.999: 0,00%.
  3. Bienes -en general- hasta una suma equivalente a ARS 799.999: 5,00%.
  4. Cuando el total de los bienes declarados superen los ARS 800.000, sobre el valor “total” de los bienes que no sean inmuebles, se pagará una tasa del 10,00%, si fueran declarados antes del 31/12/2016, o una del 15,00%, si se los declarara a partir del 01/01/2017 y hasta el 31/03/2017.

Sin embargo, en el caso previsto en el punto “d. “el régimen prevé la posibilidad de optar por abonar el impuesto especial mediante la entrega de títulos BONAR 17 y/o GLOBAL 17, expresados a valor nominal, a una alícuota de 10%; opción que podrá ejercerse hasta el 31 de marzo de 2017, inclusive.

Incluso, el contribuyente tiene la posibilidad de ser exceptuado del pago de dicho “impuesto especial”, recurriendo a las siguientes opciones:

  1. Afectando los fondos a la adquisición -en forma originaria- de los títulos públicos que emita el Estado nacional especialmente, cuyas características se ajustarán a las siguientes condiciones:

– Bono denominado en dólares a 3 años a adquirirse hasta el 30/09/2016, inclusive, intransferible y no negociable con un cupón de interés del 0,00%.

– Bono denominado en dólares a 7 años a adquirirse hasta el 31/12/2016, inclusive, intransferible y no negociable durante los primeros cuatro 4 años de su vigencia. Este bono tendrá un cupón de interés del 1,00%. En este último caso, la adquisición en forma originaria de este bono exceptuará del impuesto especial un monto equivalente a 3 veces el monto suscripto (es decir, un monto equivalente a aquel, incrementaedo en dos veces, conforme aclara la reglamentación).

  1. Finalmente, la norma exceptúa a abonar el impuesto especial a aquellos fondos que se destinen a suscribir o adquirir cuotas partes de fondos comunes de inversión, abiertos o cerrados, regulados por las leyes 24.083 y 26.831, cuyo objeto sea la inversión en instrumentos destinados al financiamiento de proyectos de infraestructura, inversión productiva, inmobiliarios, energías renovables, pequeñas y medianas empresas, préstamos hipotecarios actualizados por Unidad de Vivienda (UVI), conforme a la reglamentación dictada por la Comisión Nacional de Valores (CNV).

 

Reglamentación de la CNV:

El Decreto Reglamentario dispone que la CNV reglamentará las pautas de inversión a las que deberán sujetarse los Fondos Comunes de Inversión (FCI) Abiertos, conforme los términos del primer párrafo del artículo 1º de la ley 24.083 y sus modificaciones, habilitados para recibir los fondos que, transitoriamente, se destinaren a la suscripción o adquisición de las cuotapartes que pasarán a integrar una “Clase” específica y exclusiva a emitirse a tal efecto. La suscripción de las cuotapartes de los FCI deberá efectivizarse antes del 11 de marzo de 2017.

En cumplimiento de este mandato, la CNV dictó con fecha 28/7/16 su Resolución General nº 672/16, la que incorpora una serie de modificaciones al Capítulo III de las “Normas” -su instrumento de reglamentación general-, destinadas a reglamentar las pautas de inversión a las que deberán sujetarse los FCI Abiertos, conforme los términos del artículo 1º de la Ley 24.083 y sus modificaciones, habilitados para recibir los fondos que, transitoriamente, se destinarán a la suscripción o adquisición de las cuotapartes que pasarán a integrar una clase específica y exclusiva a emitirse al efecto. Además, dado que la ley 27.260 establece que el producido total del rescate de las cuotapartes de los FCI Abiertos deberá ser destinado antes del 11 de marzo del 2017 a la adquisición de cuotapartes de un FCI Cerrado, constituido de acuerdo con el objeto especial de inversión previsto por dicha norma, reglamenta las pautas y requisitos que deben cumplir estos FCI Cerrados a esos efectos.

(i) Fondos Comunes de Inversión Cerrados (FCI Cerrados)

El artículo 6º de la resolución general dispone que a los efectos de lo dispuesto en el inciso b) del artículo 42 de la ley 27.260 (la exención del “impuesto especial” mediante la aplicación de los fondos a suscribir o adquirir cuota partes de FCI), los fondos declarados voluntaria y excepcionalmente podrán destinarse a la suscripción de cuotapartes de Fondos Comunes de Inversión Cerrados que cumplan con las características que la CNV allí determina.

Se trata de FCI Cerrados que deben cumplir con las siguientes características:

  1. Se constituirán con una cantidad máxima de cuotapartes de acuerdo con el artículo 1° segundo párrafo de la ley 24.083 y deberán tener como objeto especial de inversión los indicados en el artículo 42 de la ley 27.260, esto es “la inversión en instrumentos destinados al financiamiento de proyectos de infraestructura, inversión productiva, inmobiliarios, energías renovables, pequeñas y medianas empresas, préstamos hipotecarios actualizados por Unidad de Vivienda, desarrollo de economías regionales, y demás objetos vinculados con le economía real”.
  2. El Reglamento de Gestión deberá contemplar la emisión de una clase de cuotapartes específica a ser suscripta por los sujetos declarantes del régimen. Dentro de dicha clase sólo se podrán emitir cuotapartes de condominio.
  3. Además, en el Reglamento de Gestión se deberá establecer los regímenes para la percepción de gastos de gestión, comisiones y honorarios de los órganos del FCI.
  4. Las cuotapartes suscriptas con los fondos provenientes de la aplicación de la ley 27.260, deberán ser integradas en su totalidad al momento de su suscripción. Para el resto de los inversores el Reglamento de Gestión podrá prever la posibilidad de integración diferida de cuotapartes cuando el objeto de inversión del Fondo así lo requiera.
  5. El monto de suscripción de cuotapartes no podrá ser inferior a U$S 250.000.-, ni superior a U$S 10.000.000.-, o su equivalente en otras monedas. Pero este monto máximo de suscripción sólo aplica a los sujetos declarantes del régimen, y no a otros cuotapartistas.
  6. El Fondo deberá tener un mínimo de diez cuotapartistas.
  7. El monto de emisión de cuotapartes del FCI no podrá ser inferior a U$S 10.000.000.-
  8. El Fondo deberá contemplar, como mínimo, el desarrollo de tres proyectos, no pudiendo en ningún caso la inversión en cada proyecto representar más del 50% del patrimonio del FCI.
  9. Además, hasta el 25% del patrimonio del FCI podrá ser invertido en acciones que cuenten con autorización de oferta pública y sean emitidas como consecuencia de un aumento de capital, por sociedades cuya actividad principal coincida o esté relacionada en forma directa con el objeto de inversión del FCI. Se espera de esta medida una inyección directa de liquidez a nuestro decaído mercado de capitales.
  10. La denominación del FCI deberá identificar e individualizar el objeto especial de inversión y contener en su denominación una referencia a la ley 27.260.
  11. El Reglamento de Gestión podrá prever un período de adecuación de las inversiones para la conformación del patrimonio según el objeto especial de inversión del FCI.
  12. El Reglamento de Gestión deberá prever un porcentaje máximo de fondos líquidos disponibles, el que no podrá exceder del 25% del patrimonio neto del FCI, y deberá estar invertido en FCI, a su vez, encuadrados en las normas en materia de liquidez y disponibilidades de la CNV que dispone el artículo 4° inciso b) de la Sección II, del Capítulo II del Título V de las “Normas”. Los fondos líquidos que, durante el período de adecuación del FCI excedan el porcentaje allí fijado, deberán estar invertidos en cuotapartes de los FCI Abiertos.
  13. Las condiciones del Reglamento de Gestión no podrán ser modificadas hasta que se cumpla el plan de inversión del Fondo, salvo que la modificación sólo afecte cláusulas no sustanciales del plan de inversión y sea beneficioso para el cuotapartista. El Reglamento de Gestión podrá prever que una asamblea de cuotapartistas resuelva la prórroga del FCI, siendo de aplicación las disposiciones de la Ley General de Sociedades relativas a las asambleas extraordinarias. Pero podrá prescindirse de dicha asamblea de cuotapartistas cuando la Sociedad Gerente obtuviere el consentimiento de los cuotapartistas por medio fehaciente, conforme el procedimiento descripto en el Reglamento de Gestión.
  14. El Reglamento de Gestión podrá prever el reintegro del valor de la participación del cuotapartista con activos del FCI.
  15. Los cuotapartistas gozarán del derecho a la distribución de utilidades que arroje el FCI cuando así lo establezca el Reglamento de Gestión y conforme al procedimiento que se describa en el mismo. En todos los casos, se deberá asegurar que la distribución de utilidades no altere el propósito establecido en por el artículo 42 inciso b) de la ley 27.260.
  16. Las cuotapartes del Fondo deberán ser colocadas por oferta pública mediante subasta o licitación pública, mediante el cumplimiento de las normas de la CNV que resultan aplicables a dichos procesos.
  17. Caja de Valores S.A. actuará como Agente de Registro de las cuotapartes y procederá a efectuar el bloqueo correspondiente de las cuotapartes suscriptas e integradas con los fondos provenientes de la aplicación de la ley 27.260. Además, deberá remitir a la AFIP informes periódicos sobre las tenencias de los sujetos declarantes del régimen.
  18. Durante el plazo de permanencia de la inversión indicado en el artículo 42 inciso b) de la ley 27.260, el cuotapartista podrá vender su participación, reinvirtiendo el producido total en la adquisición de cuotapartes de otro FCI Cerrado de similares características.

(ii) Fondos Comunes De Inversión Abiertos (FCI Abiertos)

La resolución general también se refiere a los FCI Abiertos a los cuales podrán afectarse transitoriamente -hasta el 10 de marzo del 2017 inclusive, y como “clase especial”- los fondos declarados voluntaria y excepcionalmente en los términos del régimen de blanqueo, a los fines de evitar el pago del “impuesto especial”. Dicha clase especial de cuotapartes se emitirá, a tales efectos, en FCI Abiertos, encuadrados en el artículo 4° inciso a) de la Sección II, del Capítulo II del Título V de las “Normas” de la CNV, a constituirse exclusivamente con Letras del Tesoro Nacional y Títulos Públicos Nacionales, nominados en dólares con plazo de vencimiento inferior o igual a un año.

Los mismos deberán contener las siguientes características:

  1. Deberán contener en su denominación una referencia a la ley 27.260.
  2. En ellos, para los sujetos mencionados en el artículo 36 de la ley 27.260, el monto mínimo de suscripción para la adquisición de cuotapartes del FCI no podrá ser inferior a U$S 250.000.- o su equivalente en otras monedas.
  3. Aquí también los cuotapartistas gozan del derecho a la distribución de utilidades que arroje el FCI,

cuando así lo establezca el Reglamento de Gestión y conforme al procedimiento allí determinado Pero siempre respetando la indisponibilidad dispuesta por el régimen de blanqueo y el propósito establecido en el artículo 42 de la ley 27.260.

  1. La Sociedad Depositaria deberá emitir certificados representativos de las cuotapartes suscriptas e integradas con los fondos provenientes de la aplicación de la ley 27.260, para su depósito en la cuenta comitente abierta a nombre del cuotapartista, que llevará la Caja de Valores S.A., entidad que procederá a efectuar el correspondiente bloqueo.
  2. La Caja de Valores SA deberá informar periódicamente a la AFIP y a la CNV sobre las tenencias.
  3. El producido total del rescate de las cuotapartes suscriptas e integradas con fondos provenientes de la aplicación de la Ley de Blanqueo, deberá ser reinvertido, antes del 11 de marzo de 2017, en un Fondo Común de Inversión Cerrado constituido en los términos de lo dispuesto por la norma, y ya descripto supra.
  4. Dicha suscripción en cuotapartes del FCI Cerrado podrá realizarse en especie, mediante la entrega de cuotapartes del FCI Abierto constituido en estos términos, lo que simplifica el proceso.

(iii) Disposiciones Comunes a FCI Abiertos y Cerrados:

La norma también contiene algunas disposiciones dirigida a ambos tipos de entidades. Se trata de las siguientes:

  1. Los Agentes intervinientes en la colocación de las cuotapartes deberán solicitar a los inversores, en caso de corresponder, la documentación que permita acreditar que los fondos fueron objeto de la declaración voluntaria y excepcional prevista por la Ley de Blanqueo.
  2. Las suscripciones y los rescates y/o reintegros de cuotapartes podrán efectuarse en una moneda distinta a la del FCI.
  3. El cumplimiento del plazo de permanencia previsto por el artículo 42 inciso b) de la ley 27.260 se computará, en caso de corresponder, desde la fecha de depósito en Caja de Valores S.A. del certificado de las cuotapartes del FCI Abierto.

Conclusiones

El “Régimen de Sinceramiento Fiscal” ha sido ponderado por los especialistas como superador de otros “blanqueos” que le han precedido. No sólo por su flexibilidad y generalidad, sino también por el establecimiento de “premios” para los cumplidores.

En un mundo que cambia, en el que la tecnología de la información permite a los estados una “persecución fiscal” más efectiva, la oportunidad resulta muy importante en un país en el que, si bien existe una impresionante presión tributaria, se genera una tendencia a su reducción.

Además de estos “puntos fuertes”, cabe destacar la inteligencia del sistema en cuanto a establecer incentivos -con la exención en el pago del “impuesto especial”-, a que los fondos exteriorizados a partir del régimen sean invertidos en nuestra economía. Y no sólo en títulos del estado nacional, sino en fondos comunes de inversión. Estas herramientas han demostrado su importancia, y resultan excelentes instrumentos para dotar de liquidez a nuestro mercado de capitales. Cabe ponderar, por eso, esta decisión.

Ingresar un comentario

happy wheels