Ciencias Jurídicas y Sociales | Código Procesal Penal: una reforma esperada y necesaria
El tratamiento de la reforma del CPP es un debate a todas luces impostergable en el Congreso. Es una demanda de toda la arena pública; de la ciudadanía, de las organizaciones sociales; del sector de la Justicia, de las universidade y de los medios de comunicación.
Inecip, Código procesal penal, Universidad Blas Pascal, reforma CPP,
232
post-template-default,single,single-post,postid-232,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by cm in Abogacia

Código Procesal Penal: una reforma esperada y necesaria

Desde el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Sociales y Penales (Inecip) celebramos el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de enviar próximamente al Congreso de la Nación un proyecto de reforma del Código Procesal Penal (CPP) Federal.

Por Inecip * – Exclusivo para Comercio y Justicia

El tratamiento de la reforma del CPP es un debate a todas luces impostergable en el Congreso. Es una demanda de toda la arena pública; de la ciudadanía, de las organizaciones sociales; del sector de la Justicia, de las universidade y de los medios de comunicación.

Las principales fuerzas políticas con representación parlamentaria coinciden en la necesidad de contar con un sistema de investigación y juzgamiento moderno, adecuado a las necesidades actuales, que dé respuesta a la demanda de la sociedad.

Trascendencia
La Justicia federal tiene a su cargo ilícitos de enorme trascendencia para nuestra sociedad porque juzga casos de corrupción, tráfico de drogas, contrabando, trata de personas, secuestros extorsivos y delitos de lesa humanidad, entre otros.

Varios estudios sobre el funcionamiento de la Justicia han demostrado que los casos complejos demoran un promedio de 14 años y que la mayoría termina sin una sentencia (condena o absolución) porque el Estado tardó tanto en investigarlos que prescriben. Es decir: no pueden ser juzgados.

El actual CPP Federal fue sancionado hace 21 años pero responde a un modelo de procedimiento de más de 150 años. Es imposible enfrentar la criminalidad actual con herramientas del siglo pasado.

Por ello, es indispensable contar con un sistema moderno que juzgue los delitos de manera más rápida y eficiente, represente adecuadamente los intereses de la víctima y que rompa con la falsa antinomia entre eficacia y protección de derechos y garantías de las personas involucradas.

En este marco, los delitos complejos requieren un modelo dinámico de investigación, con control de plazos, publicidad, transparencia y rendición de cuentas. La reforma constituye un paso fundamental para generar una relación distinta entre la ciudadanía y la forma en que el Estado interviene en sus conflictos más graves, con el objetivo de la definitiva instauración del juicio por jurados en todo el territorio nacional.

El Inecip asiste con gran expectativa y entusiasmo a esta quinta oportunidad histórica de reforma, que permitirá finalmente a la Justicia federal iniciar el proceso de transformación por el que la mayoría de las provincias del país han venido transitado a lo largo de más de veinte años.

A 25 años de nuestra fundación, renovamos nuestro compromiso con la democratización del sistema de Justicia penal y esperamos que la reforma se materialice prontamente con el consenso de todas las fuerzas políticas.

* Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Sociales y Penales.

Fuente: Comercio y Justicia

Ingresar un comentario

happy wheels