Ciencias Jurídicas y Sociales | “Este anteproyecto ha sido mal presentado en sociedad”
El anteproyecto del Código Penal inicia un nuevo proceso: el de debate público. Tras las críticas que mereció de distintos sectores de la oposición, el Gobierno nacional eligió el mecanismo de las audiencias públicas para que mediante ellas pudieran participar universidades, ONG y todos aquellos actores sociales que así lo requieran.
Codigo Penal, anteproyecto, Universidad Blas Pascal, Colegio de abogados
128
post-template-default,single,single-post,postid-128,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by cm in Abogacia, Código Penal

“Este anteproyecto ha sido mal presentado en sociedad”

Anteproyecto

Anteproyecto

Comienzan las audiencias públicas para debatir el Código Penal. El abogado celebró esta situación y adelantó que harán oír la postura de los letrados.

El anteproyecto del Código Penal inicia un nuevo proceso: el de debate público. Tras las críticas que mereció de distintos sectores de la oposición, el Gobierno nacional eligió el mecanismo de las audiencias públicas para que mediante ellas pudieran participar universidades, ONG y todos aquellos actores sociales que así lo requieran. La ronda de consultas durará unos 90 días y servirá par introducir cambios antes de que el proyecto definitivo ingrese para su debate al Congreso de la Nación.

La Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA) adelantó que pedirá participar en las audiencias públicas, y ya comenzó a evaluar los alcances del anteproyecto redactado por la comisión que dirigió el ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni. Mientras tanto, el vicepresidente de la Federación Argentina de Abogados, Horacio Alberto Vero dialogó con Comercio y Justicia y adelantó su opinión sobre el tema.

– ¿Qué opinión le merece el anteproyecto del Código Penal?
-Es un tema que nos preocupa sobremanera porque se trata nada más y nada menos que de reformar el Código Penal en un contexto difícil en el cual se mezclan aspectos electorales, la demanda de la sociedad por más seguridad y penas más duras. Hay muchas cuestiones que no generan el ambiente más propicio para debatir este Código Penal pero nosotros institucionalmente asumimos la responsabilidad de trabajar en el análisis técnico-jurídico. Nosotros tenemos un instituto de estudios legislativos, el IDEL, que está trabajando en el tema. Ahora el Gobierno ha decidido abrir el debate a la sociedad civil y allí estaremos para hacer todas las sugerencias y propuestas que provengan de todos los colegios de abogados del país y del IDEL.

– ¿Cree que serán escuchadas las propuestas que surjan en las próximas audiencias públicas?
– A nosotros nos hubiera gustado -lo digo a título personal pero es algo compartido con otros dirigentes de la abogacía- que se hubiera generado un amplio debate, como una etapa previa en la cual los distintos sectores de la comunidad podríamos haber tenido la posibilidad de trabajarlo y desde las bases empezar arrimando conceptos que vayan siendo el resultado de las deliberaciones de distintos sectores de la comunidad, un proyecto que surja desde las bases hacia arriba. Lo mismo ocurrió con el Código Civil: con una participación más importante podrían haberse mejorado mucho sus textos, esto nos tiene que servir para ver de qué manera se analizan temas que son tan viscerales para la vida de los argentinos.

-Parece difícil consensuar este anteproyecto con las demandas sociales que piden “mano dura”.
– Es cierto, este código, mediante la presencia del doctor Raúl Zaffaroni fundamentalmente, tiene características garantistas; por su parte, la sociedad ante los distintos episodios de inseguridad exige otro tipo de respuestas de parte del Estado o del gobierno de turno de manera que entre las dos posiciones hay una enorme brecha, de lo que se trata entonces es ver de qué manera se logra compatibilizar estas puntas de tal manera que nuestro Código Penal signifique una garantía en lo relativo al juzgamiento de las personas pero, a su vez, tener en cuenta las angustias de la gente y sus reclamos. Es una tarea para nada sencilla pero será más fácil si se da la apertura necesaria para debatir ideas.

-¿Qué figuras le parece que generarán más controversias en el Congreso?
– La gente cuando le hablan de bajar penas o eliminar la reincidencia se angustia. Yo creo que en algunos casos este anteproyecto ha sido mal presentado en sociedad, no veo que la gente esté muy preparada para escuchar los fundamentos de aquellos que dicen vamos a bajar la reincidencia, vamos a bajar las penas. La sociedad tiene mucho miedo y piensa que la sanción de un Código Penal que baje penas o elimine la reincidencia puede generar aún más violencia. Yo lo que puedo decir, sin embargo, es que aunque tengamos el mejor Código Penal del mundo no va a ser la solución para muchos problemas que no se generan por el Código Penal. Es preciso mejorar los códigos de procedimientos para que la Justicia sea mas ágil, mas eficaz; hay que rever el sistema carcelario, el servicio penitenciario, el patronato del liberado, analizar la problemática de la drogadicción, la falta de trabajo, la inclusión social. Esto no es un tema que pasa solamente por el Código Penal, la situación es mucho más compleja.

Fuente: Comercio y Justicia

Ingresar un comentario

happy wheels