Ciencias Jurídicas y Sociales | Fallo del Día: DAÑOS Y PERJUICIOS – Deterioros ocasionados por obras realizadas en una finca lindera. (Parte I)
Los propietarios de un inmueble promovieron acción a fin de conseguir el resarcimiento de los deterioros causados en dicho bien como consecuencia de las obras realizadas en una finca lindera. La sentencia no le hizo lugar. La Cámara la revocó parcialmente.
daños y perjuicios, deterioros ocasionados por obras, finca, Universidad Blas Pascal, indemnizacion de daños
77
post-template-default,single,single-post,postid-77,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by cm in Abogacia, Jurisprudencia

Fallo del Día: DAÑOS Y PERJUICIOS – Deterioros ocasionados por obras realizadas en una finca lindera. (Parte I)

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, sala A

Partes: C., H. H. c. P., F. R. y otro s/ daños y perjuicios

Fecha de Sentencia: 2013-09-24

Los propietarios de un inmueble promovieron acción a fin de conseguir el resarcimiento de los deterioros causados en dicho bien como consecuencia de las obras realizadas en una finca lindera. La sentencia no le hizo lugar. La Cámara la revocó parcialmente.

Los demandados deben reubicar el tanque de agua ubicado la azotea del inmueble de su propiedad, conforme lo establecido en la normativa consagrada en el Código de Edificación y Obras Sanitarias, pues su incorrecta instalación puede ciertamente causar algún perjuicio a los propietarios de la finca lindera.

Las molestias vinculadas con los ruidos ocasionados por el uso de elementos de la construcción, que son propios de la realización de una obra, no autorizan a otorgar una indemnización por daño moral a los propietarios de un inmueble lindero, si no se probó que ellas transgredieran el límite de la normal tolerancia y que hubieran alcanzado una intensidad que sea susceptible de traducirse en un perjuicio moral.

La indemnización de daños por cobro de medianería devengará intereses a la tasa anual del 8% desde la notificación de la demanda hasta la fecha de valuación de la deuda y, desde entonces, a la tasa activa establecida en el plenario “Samudio de Martínez”

La indemnización de daños por cobro de medianería debe devengar intereses a la tasa activa prevista en el fallo “Samudio de Martínez” —2009/04/20, LA LEY 23/04/2009, 5— desde la fecha de notificación de la demanda

2ª Instancia.— Buenos Aires, septiembre 24 de 2013.

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

El doctor Molteni dijo:

1º. La sentencia dictada a fs. 288/290 vta. rechazó la acción entablada por H. C. contra F. P. y V. M., a raíz de las molestias, deterioros materiales sufridos y cobro de medianería, respecto del inmueble de su propiedad ubicado en la calle …, de esta ciudad. También se desestimó su pretensión relativa a la reubicación del tanque de agua de la propiedad lindera, sita en la calle … Contra el pronunciamiento de grado, apela el actor, cuyos agravios de fs. 313/317 vta. no obtuvieron réplica de su contraria.

2º. Refiere el accionante que la Sra. Juez de grado ha efectuado un análisis parcial de las pruebas aportadas. Señala que la irregularidad de las refacciones y construcciones efectuadas en el inmueble de los demandados se encuentra acreditada con la informativa producida en autos (fs. 184/199 y 200/203). Expresa que sólo fue considerada una parte de la pericia técnica, habiéndose omitido deliberadamente el resto del informe. Asegura que existen lesiones en toda la pared contigua al inmueble de los emplazados que, según el perito, no comprometen la resistencia de la pared y obedecen a movimientos de tracción por causas mecánicas, movimientos de estructura y sustrato, variaciones de temperatura, humedad, dilaciones y contracciones.

Afirma que todo comenzó con las obras antirreglamentarias desarrolladas en el inmueble lindante. Con respecto a las vigas colocadas sobre el techo y a las posibles consecuencias que para la finca del actor ello podría haber ocasionado, aduce que el experto no fue rotundamente negativo, con lo cual cobraría certeza la versión brindada en el escrito de inicio. En cuanto a la respuesta brindada por el profesional respecto a la colocación de escalones empotrados en el bien de los demandados, asegura que su conclusión ratifica las manchas de humedad detectadas en el inmueble del actor y que debe tenerse en cuenta que transcurrieron dos años desde las denuncias formuladas hasta la inspección pericial. Pone de resalto que el testigo P. constató rajaduras y filtraciones, asegurando que obedecían a defectos de obra y no a cañerías.

Manifiesta que se produjeron nuevos daños en su propiedad, a raíz de las copiosas lluvias acontecidas en el año 2009. Aduce que se omitieron contemplar —en el pronunciamiento apelado— los gastos de reparación de los daños hallados en las paredes como también el costo de las reparaciones de medianería y el cobro correspondiente a la utilización de la misma. Finalmente, se agravia de la falta de consideración de la partida “daño moral”, como también respecto a la falta de tratamiento de la reubicación del tanque de agua instalado en la finca lindera, toda vez que el experto sostuvo que la ubicación del mismo no cumplía con el Cód. de Edificación y Obras Sanitarias.

Fuente: Thomson Reuters

Ingresar un comentario

happy wheels